Racing Club de Avellaneda en los años 80 y 90

1983 – 1997
Alfio ‘El Coco’ Basile

Durante más de tres décadas Racing vive la peor etapa de su vida institucional. El desmanejo dirigencial se tradujo en compras de jugadores por altos precios y ventas a valores irrisorios, o dejados libres. Es así como pasa una decena de directores técnicos que, sin tener un plan o proyecto de fondo, consiguen temporadas paupérrimas. Se produce además una gran pérdida en cuanto a la cantidad de socios, agregándose además un problema económico que lo lleva a perder gran parte del patrimonio institucional, llegando a niveles tan bajos como el de arrendar el estadio para el depósito de patatas con el fin de conseguir recursos económicos. En 1983 se toca fondo, Racing desciende a la Primera B Nacional. En 1985, y con Alfio Basile como director técnico, Racing consigue volver a Primera A.

Allí forma un gran equipo que gana ruedas de los campeonatos pero que nunca llega primero al final de los mismos. Sin embargo, en 1988 Racing obtiene la Supercopa con Alfio Basile como técnico, campeonato en que participaban los Campeones de America, frente al poderoso Cruzeiro de Brasil. También en ese año se consagra Campeón de la Supercopa Interamericana contra Sportivo Herediano de Costa Rica el 17 de septiembre de 1988 en Los Ángeles, luego esta copa no fue oficializada.12

En 1989, Racing pierde la Recopa Sudamericana en su primera edición contra Nacional de Uruguay y en 1992 pierde la final de la Supercopa Sudamericana. En 1997 tras vencer a River y Peñarol, respectivamente, logra llegar a la semifinal de la Copa Libertadores, de la mano de Basile, quedando eliminado en la vuelta por Sporting Cristal, de Perú.